Todo listo para el clásico español

Barcelona alardea su torneo de la Liga de España a un Real Madrid que lucha por escalar al subliderato en el partido que polariza al planeta del futbol; Andrés Iniesta juega su último clásico. Pese a que la Liga de España ya tenga resultado para su capítulo dos mil diecisiete-2018; de que la Champions League sea un consuelo más que viable; cuando el calendario es invadido por un Barcelona vs Real Madrid en la Liga de España, en donde sea, los reflectores lo acompañan.

Tan eléctrico, infeccioso, es el clásico del futbol de España que se produce morbo en la familia futbolística todavía en acciones que pasarán ya antes del mismísimo pitido inicial en el Camp Nou. Barcelona llega a este partido de la jornada treinta y seis de la Liga de España como campeón de la Liga de España. Desde la década de los setenta, en tradición instaurada por el Athletic Club, se le hace un “pasillo” al nuevo monarca como reconocimiento a su logro. Ver EN VIVO Barcelona vs Real Madrid

A través de declaraciones de Zinedine Zidane y Sergio Ramos, entre otros muchos, Real Madrid ha manifestado su postura de no ofrecer dicha cortesía a su odiado contrincante. En la historia del torneo de España se han dado tres “pasillos” entre catalanes y merengues: mil novecientos ochenta y siete-mil novecientos ochenta y ocho, mil novecientos noventa-mil novecientos noventa y uno y dos mil siete-2008; dos de los primeros a los segundos. Asimismo está la no menos sentimental despedida de Andrés Iniesta. El manchego va a jugar su último clásico con el Barcelona ante Real Madrid después de anunciar su partida de la corporación que lo formó, comenzó y con la que se transformó en historia de leyenda.

A nivel cancha, los barcelonistas luchan por colgarse una medalla nunca entregada en la Liga española: conseguir el torneo sin conocer la derrota. Hasta el instante, el Real Madrid de Leo Beenhakker, con Hugo Sánchez incluido, en la ochenta y ocho-ochenta y nueve y el Barcelona de Guardiola, en el curso dos mil nueve-dos mil diez, se proclamaron monarcas de España con solo 1 caída tras treinta y ocho jornadas disputadas. Se puede destacar que tanto Barcelona como el equipo blanco tienen todavía en su horizonte cuatro batallas por librar, debido a la posposición de sus respectivos compromisos por la Final de la Copa del Rey, que implicó a los catalanes y al Sevilla, que iba a enfrentarse, exactamente, a los capitalinos.